martes, 7 de abril de 2009

The Monkeywrench- Clean As A Broke-Dick Dog (1992)


Si ha habido una banda que a lo largo de todos estos años no ha conseguido defraudarme nunca, ésa es sin duda alguna Mudhoney. Los de Seattle son para mí una formación muy querida, un grupo muy especial; desde que en 1991 comenzó nuestro romance he procurado no faltar a ninguna de nuestras citas discográficas, he intentado hacerme con todos sus discos e incluso con aquellos que sacaban sus componentes al margen de la formación principal. Son por lo tanto 18 años los que estos muchachos llevan ofreciéndome r'n'r con la misma honestidad con que lo hicieron la primera vez que pinché "Every Good Boy Deserves Fudge", el primer disco de Mudhoney que compré. La crítica quiso hacer de ellos epítome del grunge, quiso situarlos en medio de aquel maremagnum de frivolidad que bebía más de las revistas de tendencias que de las fuentes del r'n'r, pero Mudhoney se rieron hasta de su propia sombra y colocaron los cimientos de una carrera más que sólida, convirtiéndose en una de las más interesantes y personales bandas de r'n'r de cuantas surgieron a finales de los años ochenta y en los albores de los noventa. Cada vez que sostengo en mis manos un disco de Mudhoney algo se me remueve por dentro, un cosquilleo recorre mis entrañas y soy consciente de que con ellos no me equivoqué, que ellos son la mejor herencia musical de mi adolescencia y que nunca me abandonarán, al contrario de lo que ha ocurrido con algunas bandas que escuchaba por aquel entonces y que hoy soy incapaz de pinchar. Si de algo podemos quejarnos aquellos que nacimos entre 1970 y 1980 es de la existencia del grunge y de toda esa patochada de la Generación X, ese supuesto movimiento juvenil y musical que nos hizo creer que ser un perdedor era guay, por culpa de toda esa pandilla de hijos de puta muchos pasamos nuestra adolescencia amargados y sin ligar, sintiéndonos especiales y desarrollando un odio y un sentimiento misántropo que nos costó varios años quitarnos de encima. Por eso no querría que a Mudhoney, y a todo lo que les rodea, se les metiera en el mismo saco que a todas esas bandas que coparon las emisiones de la MTV durante buena parte de los años noventa, por eso querría que le prestaséis atención al discazo que hoy os traigo a Trashsistors.

The Monkeywrench se forma en 1991, cuando Mark Arm y Steve Turner, cantante y guitarrista principal de Mudhoney respectivamente, conocen a Tim Kerr, guitarrista de las bandas Poison 13 y The Big Boys. Los miembros de Mudhoney se confiesan fans de las andanzas musicales de Tim Kerr, y éste no duda en proponerles formar una banda juntos y grabar un disco, él se encargaría de las guitarras, Steve Turner tocaría el bajo, y Mark Arm estaría al frente de los teclados. Poco a poco lo que parecía una locura fruto de la euforia del momento fue tomando forma, y la banda se completó con Tom Price, que tocaba la guitarra en una banda de Seattle llamada U-Men, y el batería australiano Martin Bland, conocido por su trabajo en bandas como Lubricated Goat, The Primevils o Bloodloss (banda esta última en la que Mark Arm ponía las voces). The Monkeywrench, nacen como un híbrido de garage, punk, blues y rock'n'roll, una combinación que, a priori, poco tiene que ver con la propuesta de Mudhoney, si bien el hecho de compartir vocalista y la evolución del sonido de Mudhoney a partir de su LP "Piece of Cake", hace que más de una similitud entre ambas formaciones sea evidente. Cuando los gerifaltes de Sub Pop se enteran de que se está cociendo un supergrupo, no pierden el tiempo y deciden echarle el guante, de este modo les ofrece un contrato y la posibilidad de grabar un disco; un año más tarde The Monkeywrench se encierran en los estudios Egg de Conrad Uno para grabar su debut, titulado "Clean As A Broke-Dick Dog". El disco obtiene buenas críticas y muestra a una banda inspirada, que reúne a unos músicos excelentes que se encuentran en uno de los momentos más dulces de su carrera. A pesar de ello, The Monkeywrench se toman un largo descanso, en parte porque Steve Turner y Mark Arm se dedican en cuerpo y alma a Mudhoney y a miles de proyectos paralelos, además de grabar también trabajos en solitario, por su parte Tim Kerr estará ocupado trabajando en su propio sello discográfico y colaborando como productor para el gran sello Estrus. Habrá que esperar hasta 1995 para ver un nuevo trabajo de The Monkeywrench, y éste llegará en forma de single en el sello Gasatanka, en él harán una versión de un tema de The Germs, "Shut Down".

Cinco años más tarde The Monkeywrench vuelven a reunirse para dar forma a su segundo larga duración, un disco totalmente ácido y lisérgico titulado "Electric Children", que verá la luz en Estrus Records, y que les reportó mejores críticas que su anterior trabajo, lo que contribuyó a consolidar a la formación como una banda que va más allá de la mera reunión anecdótica de amigos. Desde entonces, dos trabajos han pasado a engrosar la nómina de discos de la banda, el autoproducido "Amish Beach Party", editado en 2001, y el más reciente "Gabriel's Horn", producido en 2008 para Birdman Records. "Clean As A Broke-Dick Dog" es un disco especial porque tiene el honor de haber sido el responsable de todo esto, el comienzo de la carrera de esta banda que parece estar dispuesta a sacar un disco cada ocho años. El primer disco de The Monkeywrench emana ese aroma que nos hace presentir que los autores de la grabación se lo han pasado en grande mientras estaban en el estudio cocinando este disco; suena fresco, desenfadado y a la vez respetuoso con aquellos sonidos de los que descaradamente toma su inspiración. Personalmente me parece un disco que lejos de perder con el paso del tiempo, ha ido ganando enteros, hasta el punto de que su escucha sigue siendo hoy en día toda una experiencia, al mismo tiempo me parece el más accesible de sus trabajos y en el que la influencia del blues es más evidente, un blues que Mark Arm lleva a su terreno de voces nasales y chillonas, obteniendo un resultado único y original. Entre mis favoritas figuran: "Call My Body Home", el tema que abre el disco y que hace que nuestros pies y nuestras orejas se pongan en posición de alerta, "Cold Cold World", que se abre con un wah wah y con una línea de bajo tremenda, "Codine", donde el acercamiento al blues es más que evidente, "The Story As I Was Told", un temazo con reminiscencias R&B y una contagiosa armónica, y por último, "Notes & Chords Mean Nothing To Me", una versión de Redd Kross que me recuerda a unos Stooges con un Iggy desbocado y aullador encarnado en la garganta de Mark Arm. No obstante, como suelo decir, lo mejor es que os acerquéis vosotros y juzguéis y valoréis debidamente este disco, yo no puedo ser objetivo, mis sentimientos me lo impiden. Por cierto, que nadie se atreva a decirme que ésto es grunge. Espero que os guste.


COMPRA ESTE DISCO / BUY THIS RECORD

11 comentarios:

binguero dijo...

http://www.megaupload.com/?d=5QZ9IDI2

Atención: Ha habido un problema a la hora de colocar automáticamente los tags y algunos temas no están correctamente etiquetados, de este modo el tema titulado "Intermission" es en realidad "Look Back" (realmente Intermission no existe); "Look Back" es "Bottle Up & Go", "Bottle Up & Go" es "The Story As I Was Told", "The Story As I Was Told" es "Notes And Chords Mean Nothing To Me", "Notes & Chords Mean Nothing To Me" es "Stop This World", y finalmente "Stop This World" es "I'm Blown".

Perdonad no sé a qué se ha debido este error. Espero que no vuelva a ocurrir. Un saludo.

Pablo"Pochola"Cazorla dijo...

Agg tocaste unos de mis "contemporaneos" puntos/grupos favoritos...es lo que conversaba con Pep la otra vez, que tal acerca del grunge?
(bien se que este disco no es de ese estilo, de acuerdo con eso) soy muy del palo de estas bandas, Nirvana, Pearl Jam y tantas mas oriundas de Seattle, Mudhoney es una de esas que tampoco nunca me decepciono, salvo puntillos particulares, si por ahi...

En fin, este es un muy buen disco que merece varias escuchadas.

Saludos viejo y gran reseña.

Merucu dijo...

Una visitilla a Allmusic y arreglado :D

No obstante bastante haces contándonos todo lo que nos cuentas como para quejarse por una menudencia como esta.

Un saludo.

Pep Sonic dijo...

Yo ni me he dado cuenta y por cierto me ha gustado muuuuucho el disco. Gracias por todo, aclaráción incluida.

Anónimo dijo...

eskerrik asko!

theelongplayer dijo...

Your blog is amazing... Too bad I'm pretty awful at spanish. Muchas gracias anyway!

punkdeleimon dijo...

Fuckin great memories!

Carlos Benítez dijo...

No comparto ese rechazo visceral a la etiqueta "grunge".Si acaso los que no deberían llevar esa etiqueta son bandas como las que salieron a rebufo del éxito de las bandas de Seattle,no Mudhoney,que son unos grandes.

Me lo bajo,que esta banda la he escuchado poquísimo.

PD:¿has escuchado a Turner en solitario?Es rollo acústico folkie y la verdad es que el tío no lo hace nada nada mal.Sorprendente.

Deltakiter dijo...

Tan pronto pueda lo tratare de bajar, ahora por unos problemillas con la linea me lo impiden, pero espero la proxima semana sera y asi poder dar mi opinion gracias por el post Binguero tiene muy buena pinta!!

Ruido Subterráneo dijo...

Este disco es una joya de los miembros participes de Mudhoney... sin mencionar que los demás integrantes vienen de fantásticas bandas (Poison 13,Big Boys, Lubricated Goat, Bloodloss y U-men)me voló la cabeza en cuanto lo escuché.

Pasate por aqui si querés, tengo algo de Bloodloss, Poison 13, Bushpig y otras cosas que quizás te interesen

Salud!

José Raúl Cortés dijo...

Me lo bajo!, de verdad a pesar de mi juventud(16 años), Mudhoney es de las mejores bandas que he escuchado en mi vida, de verdad creo que es un gran ejemplo de lo que es ser una gran banda y a la vez y a la vez no perder tus ideales, me hubiese encantado vivir en los 80's y los 90's no por la "moda de los 90's" si no por su increible música, pero en fin, suerte y gran blog por cierto, Saludos!