sábado, 25 de abril de 2009

The Smugglers- Rosie (2000)


Retomo mi compromiso de un disco semanal con Trashsistors, tras unos días muy ajetreados, y regreso por la puerta grande, con un disco que estoy convencido de que os va a gustar, y mucho. Vuelvo acompañado de los autoproclamados reyes de la fiesta, los verdaderos "Kings of the Party", unos canadienses que han sido injustamente infravalorados y que han creado un estilo propio, The Smugglers. Esta banda se forma en el año 1988 en Vancouver, y su formación original estará integrada por el cantante Grant Lawrence, los guitarristas David Carswell y Nick Thomas, el bajista Adam Woodall, y el batería Paul Preminger; juntos grabarán en 1990 el single "Up and Down" en el pequeño sello Nardwuar, que supondrá el debut de The Smugglers. Desde sus inicios la banda tiene muy clara su meta, divertir al público, su propuesta está alejada de sonidos grandilocuentes y pesados, no tiene nada de pretenciosa, sino que se centra en el lado más festivo del r'n'r. Las influencias de la banda se centran en formaciones como The Rolling Stones, de los que siempre se han declarado devotos, The Cramps, The Fleshtones, o The Sonics, rock'n'roll en estado puro y sin aditivos, colorantes o conservantes. Poco a poco The Smugglers se van haciendo un hueco en la escena local y telonean a bandas canadienses como The Gruesomes o No Means No, y en 1991 aparece su 10 pulgadas "At Marineland", un disco que supone además el cambio de bajista, con la introducción en la banda de Beez, que se encargará de las cuatro cuerdas en lo sucesivo. En 1992 verá la luz el primer larga duración de la banda, grabado en Seattle en plena eclosión grunge, titulado "Atlanta Whiskey Flats" y producido, al igual que el 10 pulgadas "At Marineland", por Conrad Uno. De nuevo la aparición de un nuevo disco trae pareja un cambio en la formación, en este caso se trata de la batería, de la que pasará a ocuparse Bryce Dunn.

Así es como la banda canadiense comienza a girar, y a girar, y a girar, una sucesión de conciertos que contribuye a que The Smugglers adquieran experiencia y se consagren como una banda de directo, una formación que garantiza el cachondeo y que conecta a la perfección con multitud de parroquianos, desde los punks hasta los rockers, pasando por los garageros de flequillo rebelde. Fruto de sus numerosísimas giras la banda redacta unos completos diarios en los que repasa las mil y una aventuras de las que son protagonistas en la carretera durante sus viajes por los cinco continentes. En 1993 The Smugglers lanzan un nuevo disco, titulado irónicamente "At The Hall of Fame", la producción vuelve a recaer en Conrad Uno, y el resultado es un divertido disco de r'n'r con más de un himno cervecero, que recoge los mejores temas de sus dos primeras grabaciones ("Atlanta Whiskey Flats" y "At Marineland") junto a un single de 1992 y a nueve temas de estudio inéditos. A este disco le seguirán una sucesión de singles y EP's, algunos compartidos con bandas amigas, como es el caso de Bum y el single "Tattoo Dave". Poco más tarde aparece un nuevo disco de los canadienses, "Wet Pants Club", en el sello español Radiation Records, que supondrá un espaldarazo para los intereses de la banda, ya que les dará a conocer a nivel internacional, sobre todo en España; será la última colaboración de Conrad Uno con los canadienses, un disco que contiene, entre otras, dos fantásticas versiones, una de ellas de "La La La Lies" de The Who, y la otra del temazo de The Boys "Kiss Like A Nun". The Smugglers se resisten a permanecer tranquilos en su Vancouver natal, y continúan grabando singles, algunos de gran calidad como "Señor Pants Down" (1995), y girando por medio mundo. En 1996 aparece el recopilatorio "Selling The Sizzle!", la primera referencia de la banda en el sello Mint (Canadá)/Lookout (USA), un disco que se encarga de reunir los mejores singles de la banda, un trabajo indispensable. Tras la aparición en 1997 de un nuevo EP titulado "Buddy Holly Convention", en 1998 la banda celebra su décimo aniversario con un disco, un álbum en directo titulado "Growing Up Smuggler", será la última grabación del batería Bryce Dunn con la banda, que será sustituido por Graham Watson.

Será en el año 2000 cuando vea la luz el cuarto LP de The Smugglers, "Rosie", que cuenta con la producción del genial Kurt Bloch, miembro de los míticos Fastbacks. "Rosie" es uno de los mejores discos de r'n'r del año 2000, una grabación que muestra a estos chalados de Vancouver en estado de gracia, con unas guitarras sublimes y una selección de temas brutal, un disco perfecto para animar cualquier fiesta que se precie. El disco comienza con un cañonazo titulado "Rock Thy Neighbor", toda una declaración de intenciones que hará temblar a tus vecinos cada vez que pongas a funcionar tu equipo de sonido, a continuación nos encontramos con "Booze Can", con unos coros y unas palmas de las que hacen historia, a "Miss Pilgrim" le sigue una versión de The Kinks, "I'll Remember", que muestra el lado más tranquilo de estos canadienses y su querencia por los himnos pop de letra irónica. Tras ese pequeño respiro la banda contraataca con "Death at Disneyland", un trallazo envuelto en una melodía de lo más contagiosa, para dar paso más tarde a uno de los dos temas del gran Dr.Frank incluidos en este disco, "She's Another Thing". "Rosie" es uno de los momentos álgidos de este álbum, un tema que da título al LP y en el que Grant Lawrence hace un inolvidable dueto con Rose Melberg, miembro fundador de Tiger Trap, cuya dulce voz contrasta con las guitarras de The Smugglers y la garganta aguda con sabor a whisky del cantante de The Smugglers. "Kings of the Party" es una versión de Brownsville Station, un tema que parece haber sido escrito para The Smugglers, y sin duda uno de los momentos más fiesteros de este disco, "Useless Rocker" sigue en la misma línea de "Booze Can", con unos "uh-ah" memorables, le sucede "Coffee, Tea, or Me?", el otro tema compuesto por el líder de Mr. T Experience, Dr. Frank, y sin duda, uno de los temas más contagiosos del disco, muy en la línea de los himnos punkpop que suele acuñar el cantante californiano. La traca final se enciende con "Teen Mob!", que recupera la intensidad de "Rock Thy Neighbor", continúa con "Someone" y estalla definitivamente con "Danko Jone's Pants", puro r'n'r de apabullante intensidad, un temazo de más de seis minutos de duración que pone el punto y final al disco más brillante de The Smugglers.

Tras cuatro años en los que la banda se dedica a lo que más le gusta, tocar en directo, The Smugglers reaparecerán en 2004 con el que es, hasta la fecha, su último disco, "Mutiny In Stereo", un trabajo autoproducido y que, sin llegar al nivel de Rosie, continúa con la filosofía de los de Vancouver y su ideario fiestero de diversión asegurada. Hace ya tiempo que se echa de menos un nuevo trabajo de The Smugglers, desconozco si la banda sigue en activo, y hace años que no disfrutamos de sus directos en España, ojalá retomen su cetro de "Reyes de la fiesta" y nos deleiten pronto con nuevos temas. El guitarrista Nicholas Thomas lidera una banda llamada The Tonics, mientras que David Carswell forma parte de The Evaporators and Thorsen, una banda de Nordic metal, por su parte Beez, bajista en The Smugglers, canta y toca la guitarra en The Beauticians, un cuarteto que practica un humor absurdo cercano a los Monthy Python. Como podréis comprobar, yo sí que voy a dejaros el enlace al archivo, de modo que espero que este gesto se vea recompensado en forma de comentarios; que no actúe como mis compañeros no quiere decir que no esté de acuerdo con ellos o que no les apoye, simplemente quiero pensar que aquellos que debían recibir el mensaje ya lo han captado y que ya nunca más tendremos que estar con el temita de los comentarios a cuestas, ingenuo, ¿verdad? Espero que os guste.


COMPRA ESTE DISCO / BUY THIS RECORD

8 comentarios:

binguero dijo...

http://rapidshare.com/files/224858698/Rosie.rar

angel dijo...

gracias por este

tenía interés en oír a éste grupo

saludos

Mr. Trashe dijo...

Gracias Binguero suena muy interesante.

Prince Of The Rodeo dijo...

Buen disco, si señor!
Rock desenfadado y sin pretensiones, dan muy buen rollo y se escucha muy bien.
Gracias por divulgar tu amplio espectro musical por el ciberespacio!
Espero que sigas entrenando tu tiro, la copa esta cerca...Defensores del metal!

deltakiter dijo...

Hey Binguero!
Magnifico comentario que nos haces participes sobre estos muchachos canadienses, despues de leerlo no te puede dejar duda, todos los ingredientes para ser un disco divertido y muy interesante gracias por toda tu informacion, ahora ya estoy mas preparado para degustarlo!

Anónimo dijo...

Tutoriales para tu blog! Rapidshare, Megaupload, Easyshare...

http://querobajar.blogspot.com

Anónimo dijo...

Ayayayay!!!

Que vengan a tocar ya! yo tampoco se si siguen tocando, pero tuve la suerte de poderles ver en la gira del disco que comentas y fue algo MUY GRANDE!!!: Nunca he visto tanto entusiasmo y entrega en un Jueves de invierno y frente a no más de 30 personas!

No os los perdáis si se dejan pasar por estos lares!!!

Ñako

Pepsycolo dijo...

Te aseguro Binguero que yo no me he descargado este disco y solo comento lo que me descargo o conozco, pero me jode saber que después de 200 DESCARGAS (lo he leído en el post de Barry ) casi nadie te comente el post, es una mierda la poca complicidad de la peña, lamento que te pase esto por que me pareces un tipo muy majo y comprendo lo que jode este tipo de cosas…y aunque no me bajo la gran mayoría de tus post , siempre me llama la atención lo bien que escribes y lo bien informado que estas.
Eres un Crack tío y como afortunadamente dijo Pep, eres “el Shakespeare de Trashsistors”
Un saludazo, binguero.